Nueva hogar, nuevas oportunidades de ser creativ@.

Con el cambio de piso a uno le entra la vena de ser más creativo. Una mudanza se convierte en sinónimo de posibilidades imaginativas, las paredes en lienzos y tú te prometes ser más ordenad@ en tu nueva casa. La realidad será otra pero ¿para qué romper la magia antes de tiempo?, ya se romperá ella solita.

Ainss ¡Qué de cosas quiero hacer!.

Esperemos que esta motivación que siento dure lo suficiente como para soportar una visita a Ikea en pareja. Aunque también está la posibilidad de reciclar objetos a lo Pinteres, y hacer tú mismo@ un bonito sofá con palés, o un puf con una rueda de coche vieja. A mi estas ideas me fascinan y me recuerdan a Bricomanía, todo aparentemente muy sencillo.

También está la opción “basurilla”, que es la que más me gusta. Ponerse en modo urraca y pasear para ver que encuentras por las calles de Madrid no es una mala idea cuando no tienes un duro. Solo hay que tener cuidado con las chinches.

😉

*Ilustración de urraca pendiente

Freelance.

FREELANCE

Para poder sentirse orgulloso de uno mismo nos tienen que dar la oportunidad de demostrar nuestra valía. Por eso estoy muy contenta de poder decir que ya he empezado a realizar trabajos como freelance. Estas oportunidades aportan, además de reconocimiento … Continue reading

HABRÁ QUE SUDAR CREATIVIDAD.

“Volver a empezar” suena a comienzo de curso escolar, suena a septiembre, suena a otoño. Pero esta vez la melodía se tiñe de verano, y “ponerse manos a la obra” coincide con el principio de las vacaciones.

Ahora trabajar no tiene nada que ver con horarios, o con responsabilidades ajenas. Ahora trabajar es darse a conocer, pero sobretodo trabajar es hacerse grande.

Cuesta volver a empezar, pero más cuesta asumir que no vas a trabajar si no luchas con cada poro de tu piel, y como no estoy dispuesta a seguir mirando páginas de empleo mientras desespero poco a poco en el sillón de mi casa, he decidido que voy a sudar creatividad mientras termino el portfolio.

Voy a terminar piezas que quedaron en el tintero, y retomar otras que se han hecho más grandes. Reciclaré cuadernos medio vacíos y los llenaré con ideas nuevas y dignas de ser premiadas (ahí apuntando alto). Y seguiré llenado de dibujos una libreta perdida que empecé a llenar. Sudaré creatividad cada minuto buscando referencias y viendo cosas nuevas que ayuden a mi mente a experimentar.

Si alguien se quiere apuntar a este creative-gym solo tiene que abonar el importe de un cuaderno y un boli o lápiz nuevos (o tomar el materia a medio empezar que tiene por la casa) y ser fiel al compromiso.

 

 

TRABAJO CHIM-PUM!

Las cosas no son lo que parecen. Sabemos que podemos ser víctimas de esto en cualquier momento, pero me empieza a dar la sensación de que ocurre con más frecuencia de lo que a la mayoría nos gustaría.
 
No voy a desistir, eso seguro. Voy a seguir buscando la vida publicitaria aunque para encontrarla tenga que dar algunos rodeos. (Nunca se sabe lo bueno que te puede pasar). Cuanto más tiempo dediques al camino, más experiencias meterás en la mochila, carpeta, maletín, o en el cachivache con el que viajes.
 
La mía todavía pesa poco, pero lo que empieza a cargar va siendo otra cosa. El desánimo a veces aparece, y empieza a recordarme al tío de la vara (está siendo cansino de narices), pero en realidad la culpa es mía por dejarle tanto espacio para incordiar. Por eso esta vez me he armado con un pedrusco bien gordo, y como se atreva a asomarse…
 
Lo bueno es que el primer rodeo se terminó, y eso me vuelve a enderezar hacia la meta que realmente quiero y sueño. Lo malo… que voy a tener que volver a ponerme el taparrabos y cazar para comer (y eso que me había comprado unos zapatos de ejecutiva monísimos). 
 
Pero involuciones a parte… espero que dentro de poco pueda escribir sobre un nuevo trabajo y unas nuevas emociones.
 
Imagen

blog

Con este nuevo ritmo de vida que tengo últimamente no hay tiempo para muchas de las cosas que hacía antes, y esto tiene consecuencias que, pasados unos cuantos días (los que se tardan en asimilar y adaptarte al cambio), empiezo a querer tener algo de tiempo para ir a la compra, limpiar la casa, destender la ropa que lleva colgada 4 días y poner a secar la que lleva 2 dentro de la lavadora… ir al gym y darte una merecida sesión de “me voy a poner guapa” (sobre todo depilase el mustache que empieza a salir, que digan lo que digan, en este plan, no está tan de moda).

Sentirse guapa es importante. Nos alegra el espíritu y nos hace sentirnos mejor con nosotros y con los demás. Y no hablo de ponerse guapa en el estilo más superficial. Renovar el armario y estar a puntado al gym cuesta dinero. Pero se puede salir a correr, descolgar los viejos patines (o pedirlos prestados), reciclar ropita (que además divierte), y comer bien. El clásico “mente sana, cuerpo sano” acoplado al día rutinario de cada uno nos puede hacer sonreír un poquito más.  Todo es cuestión de proponérselo y establecer unos horarios para tener al día bajo tu control y no ser esclavos de las horas.

Yo ya he estirado al máximo las mías por el día de hoy🙂

 

blog1

RECICLAR

Trabajo Nuevo, Vida Nueva.

Cuando las cosas cambian de la noche a la mañana pasan dos cosas a la vez, por una parte el tiempo empieza a girar deprisa, todo ocurre a tal velocidad que no se puede procesar ni asimilar la información. Encajar y asumir lo que te está pasando resulta complicado. Dos millones de cosas en una sola llamada de teléfono.Por otra parte el tiempo se para, empiezas moverte y las horas te sirven para mucho: arreglas todo en un día para comenzar una nueva etapa.

Es una sensación espacio-temporal extraña, y si te pones a pensar en todo lo que ha pasado en los últimos dos días y medio, te das cuenta de que tu vida no tienen nada que ver con la que era a principio de semana.

Todo esto viene a que he encontrado un trabajo nuevo en el que me siento de mil maneras diferentes a la vez; es una locura maravillosa.

Esto se merece un dibujito, así que en cuanto tenga un ratito ilustraré el momento.

 

FIN DE UNA ETAPA.

Este momento tenía que llegar tarde o temprano, y me alegro de que haya sido un poquito más tarde de lo previsto.

Cierto es que no hay nada que siempre dure, pero también es verdad que de todo se aprende, por eso termino este capítulo con una buena y bonita sensación. He tenido unos compañeros maravillosos, (no he parado de repetirlo desde que llegué a VCCP) y gracias a ellos he aprendido muchísimo. Ahora veo todo este mundo desde otra perspectiva, y también tengo una visión más amplia.

¿Y ahora qué?

Pues ahora a seguir con lo que toca. Hay que continuar con el título de este blog. Ahora seguiré buscando la vida publicitaria, y no hay nada más que pueda querer.

Ya tengo una experiencia más encima, y eso solo puede añadir cosas buenas a mi vida porque algo es mejor nada, y como tengo algo más que nada, nada está muy lejos de mí.😉

Me siento con energía, con ganas, con mucha ilusión y con la carpeta un poco más llena. Estoy preparada para continuar la búsqueda, y me siento un poco nerviosa por ver qué situaciones encontraré por el camino. Abruma tener todas las oportunidades del mundo, pero eso me hace ser libre. Y la libertad es maravillosa.

Planes, intenciones, responsabilidades, ganas, sueños… ahora toca disoñar más que nunca. Deseadme suerte y si me veis por la calle o nos cruzamos virtualmente decidme: hola!, pues he aprendido que lo más importante que te da la vida son las experiencias con las personas que vas encontrando por el camino. (Yo también me comprometo a ser más cercana).

Saludos desde Madrid.

(Pasando página desde las oficinas de VCCP SPAIN siendo, y sintiendo,  un mar de emociones)

MIRA LO QUE DICEN

Pues resulta que debo ser maniática y un poco pesimista , o eso dicen algunas de las personas con las que últimamente paso más tiempo. Yo no creo que mis frases sean tan derrotistas, pero si algo he aprendido en esta vida es que las palabras se basan en pensamientos y estos son los que atraen a las cosas que nos pasan. Es decir, que si pensamos en positivo la historia irá bien. Cierto es que resulta complicado decir una cosa mientras se piensa otra, por eso mejor será que las palabras sean positivas para que los hechos que nos puedan pasar sean los mejores.

Y, mira lo que dicen: que el Universo habla un solo lenguaje, y que si conoces el Alma de Mundo podrás conseguir vivir Tu Historia Personal.

También he aprendido que las personas que nos quieren son capaces de ver las situaciones desde otros puntos de vista más “objetivos”, y dicen que hay que alejarse del punto de vista propio para poder resolver bien un problema. Habrá entonces que aprender a escuchar, a ser objetivos y a no dejarnos cegar por las prisas.

Yo lo he hecho, y por ello tengo que decir que:

“Soy mejor profesional que hace unos meses. Soy mejor que cuando entré por primera vez en VCCP Spain. Soy capaz de hacer cosas más que válidas. Soy trabajadora y responsable. Soy compañera y amiga. Soy versátil e inteligente.”

Y no diré que:

“Creo que he mejorado un poquito en estos meses, y ya soy capaz de hacer trabajos que merecen la pena.”

Así que por si a alguien le quedaba alguna duda lo vuelvo a repetir con una bonita ilustración:

Imagen

PD: Recomiendo leer El Alquimista de Paulo Cohello.

BUSCANDO LA PROFESIONALIDAD.

Estoy verde. Como una pera. Si este estado se manifestase físicamente mi piel sería sería del color (buscar pantone exacto del verde-pera). Y a causa de esta inmadurez profesional mis trabajos son poco dulces. Les falta algo. Les falta el jugo de la experiencia. La profesionalidad.

Al principio pensaba que lo que me faltaba era inspiración. Ideas nuevas, frescas, llamativas, bonitas… pero hoy me he dado cuenta que lo que me pasa es lo descrito al principio. Soy una pera verde, inmadura, sujeta al árbol. Un árbol conocido como temor, miedo, canguelo a lo desconocido, inexperiencia a la vida laboral.

Me he dado cuenta de esto porque hoy he tenido un montón de ideas nuevas. Normalmente soy un poco crítica con mis ideas, y siempre me lleno el melón que tengo por cabeza con auto-convencimientos catastróficos sobre la inutilidad de esas ideas.

Pero se acabó. Ya está bien. Hoy me he dado cuenta de que la profesionalidad en los trabajos se busca y se consigue con la continua ejecución de lo que se nos ocurre, con la observación del trabajo de los otros, y con la práctica de los consejos que te dan los que son más sabios y mejores que tú. Y tengo la suerte de tener todo esto para poder madurar rápido y fructiferamente.

Por eso esta netrada va con una ilustración que, espero, complemente las palabras. Es una imagen sobre mi cambio de actitud, sobre cómo voy a tirarme de la barca en la que voy a la deriva, pues quiero bucear en el mar de la vida laboral en el me encuentro inmersa y no dejarme arrastrar hasta alguna orilla desconocida. Lo que quiero es recorrer la superficie, el fondo y relacionarme con todo ser que me encuentre.

 Image

AÑO NUEVO

Ya estamos en 2014. Hemos dejado atrás un año que para algunos pudo ser de mal augurio por eso del número 13, aunque eso depende de lo supersticioso que uno sea. En mi caso, no hay temores, pues he pasado noche buena y noche vieja en reuniones de 13 personas, tengo un gato negro, me faltó una uva por comer y creo que no llevé nada rojo. (Pero confieso que evito pasar por debajo de escaleras)

Yo soy de la opinión de que la suerte es de quien la busca, aunque es cierto que no siempre es 100% dependiente de nuestra buena actitud y motivaciones ante la vida. Aunque más vale agarrar el toro por los cuernos.

Siempre se dice que ahora es el tiempo de empezar propósitos nuevos, de hacer planes para los 12 meses siguientes, de cuidarnos (mente sana, cuerpo sano), de intentar ser mejores personas, de concienciarnos con el planeta y ahorrar. Pero sobre todo es tiempo de ser realistas, y por eso no he hecho lista de propósitos. Me niego a trazar un plan maestro de mejora personal que no voy a cumplir, y por ello voy a limitarme a vivir día a día.

Por ejemplo, ayer me levanté con especial ganas de trabajar, de aprender y de intentar no frustrarme. Y hoy sigo con esas ganas, pero estoy un poco más negativa, así que voy proponerme ver lo positivo a todo lo que me pase. Hoy quiero sentirme bien y fuerte. Así que no voy a agobiarme con cosas que no puedo controlar al 100%.

¿Y si mañana…? Mañana no es hoy. Ya se verá.

———————————
PD . Escribiendo esto me he acordado de una personita rubia, muy linda y gallega, que anda por Londres, y que me habló una vez de la inutilidad del sufrimiento. No hay que sufrir por cosas que todavía no han pasado. Gracias por tu sabiduría Sara.