blog

Con este nuevo ritmo de vida que tengo últimamente no hay tiempo para muchas de las cosas que hacía antes, y esto tiene consecuencias que, pasados unos cuantos días (los que se tardan en asimilar y adaptarte al cambio), empiezo a querer tener algo de tiempo para ir a la compra, limpiar la casa, destender la ropa que lleva colgada 4 días y poner a secar la que lleva 2 dentro de la lavadora… ir al gym y darte una merecida sesión de “me voy a poner guapa” (sobre todo depilase el mustache que empieza a salir, que digan lo que digan, en este plan, no está tan de moda).

Sentirse guapa es importante. Nos alegra el espíritu y nos hace sentirnos mejor con nosotros y con los demás. Y no hablo de ponerse guapa en el estilo más superficial. Renovar el armario y estar a puntado al gym cuesta dinero. Pero se puede salir a correr, descolgar los viejos patines (o pedirlos prestados), reciclar ropita (que además divierte), y comer bien. El clásico “mente sana, cuerpo sano” acoplado al día rutinario de cada uno nos puede hacer sonreír un poquito más.  Todo es cuestión de proponérselo y establecer unos horarios para tener al día bajo tu control y no ser esclavos de las horas.

Yo ya he estirado al máximo las mías por el día de hoy 🙂

 

blog1

RECICLAR

Trabajo Nuevo, Vida Nueva.

Cuando las cosas cambian de la noche a la mañana pasan dos cosas a la vez, por una parte el tiempo empieza a girar deprisa, todo ocurre a tal velocidad que no se puede procesar ni asimilar la información. Encajar y asumir lo que te está pasando resulta complicado. Dos millones de cosas en una sola llamada de teléfono.Por otra parte el tiempo se para, empiezas moverte y las horas te sirven para mucho: arreglas todo en un día para comenzar una nueva etapa.

Es una sensación espacio-temporal extraña, y si te pones a pensar en todo lo que ha pasado en los últimos dos días y medio, te das cuenta de que tu vida no tienen nada que ver con la que era a principio de semana.

Todo esto viene a que he encontrado un trabajo nuevo en el que me siento de mil maneras diferentes a la vez; es una locura maravillosa.

Esto se merece un dibujito, así que en cuanto tenga un ratito ilustraré el momento.